.
Analistas 16/07/2021

Ahorro e inversión, aliado de los colombianos

Andrés Lozano
Vicepresidente de Inversiones Colfondos

En Colombia muchas personas tienen el mito de que no se lograrán pensionar, un mito que se debe derribar pues esto si es posible si se tienen en cuenta una serie de acciones para llegar a este fin. La pensión es un ahorro que se hace para asegurar un ingreso mensual al llegar a la vejez, y alcanzar la edad de jubilación contando con los recursos suficientes, es una de las proyecciones que se deben trazar las personas en el mundo actual.

Realizar un ahorro mensual durante toda la vida laboral es importante para asegurar un futuro económico en el momento en que se culmine la vida laboral. La pensión “obligatoria” no es una imposición, hay que verlo como un ahorro que se traduce en una inversión a futuro, con el fin de recibir un pago mensual por el resto de la vida.

Cuando nos pensionamos empezamos a vivir de los ahorros que hemos acumulado en el sistema de pensiones durante nuestra etapa productiva. Los recursos que logremos ahorrar pueden variar significativamente en el momento de la pensión dependiendo de la manera como los invirtamos. Al invertir de la mano de asesoría de expertos en la materia, se generan rentabilidades atractivas para complementar e incrementar nuestro capital al momento de jubilarnos y así, poder cumplir los sueños y proyectos que hemos planeado para dicha etapa de vida. Ante esto, la obtención de rentabilidades en las inversiones se convierte en una prioridad y en el fin último de las AFP.

Para generar rentabilidades positivas, teniendo en cuenta el riesgo asociado a las inversiones, las AFP han seguido una estrategia adecuada de diversificación en sus portafolios, donde tras un riguroso estudio de las condiciones de mercado, el perfil de riesgo y las necesidades de cada afiliado, se invierten los recursos en activos con diferentes características, de tal manera que se puedan obtener los mejores retornos posibles en los portafolios.

Por otra parte, es importante que las AFP tengan una perspectiva de largo plazo, para que ante situaciones adversas en la economía como las observadas en 2020, los portafolios puedan aprovechar oportunidades de mercado y de esta manera, no solo presentar recuperaciones, sino que inclusive, puedan sacar provecho de estas coyunturas y generen así mayores retornos. Tal como ocurrió el año pasado, cuando los afiliados a las AFP obtuvieron $27,1 billones en rendimientos, en medio de un entorno de mercado históricamente retador y volátil. A pesar de los retos económicos que trajo consigo el 2020 y de acuerdo con los reportes de la Superintendencia Financiera de Colombia, Colfondos es la AFP que entregó, a cierre del año pasado, los mejores resultados en términos de rentabilidad para los ahorros de los afiliados en los fondos de pensión obligatoria y cesantías largo plazo. Hoy en día, consolidamos nuestro liderazgo de mediano y largo plazo en el Fondo de Mayor Riesgo de Pensiones Obligatorias y de Cesantías de Largo Plazo, impactando positivamente los ahorros de los colombianos, gracias a los rendimientos generados en sus Cuentas de Ahorro Individual.

Por el lado de los trabajadores, lo que pueden hacer para incrementar el capital acumulado al momento de su retiro, es empezar a ahorrar de forma temprana, en lo posible con una cantidad y un plazo mayor a lo establecido por ley. Se debe invertir al menos el 34% del sueldo, para obtener durante el retiro el mismo ingreso que se tenía antes de retirarse. Esto quiere decir que voluntariamente se debería invertir al menos el 14% del sueldo. Para una persona que aporta disciplinadamente y sin interrupciones desde sus 25 años, el 70% de su saldo para pensión, será producto de la rentabilidad de sus ahorros.

Todos somos inversionistas y en este proceso resulta determinante que los colombianos se apersonen de sus ahorros, tomen decisiones y hagan seguimiento a sus recursos. A su vez, para lograr la mayor rentabilidad posible y aumentar el monto disponible para la pensión, será fundamental invertir los recursos que el empleador aporta mensualmente en diferentes activos, idealmente a través de los gestores con mejores retornos del mercado.

La pensión es como una alcancía, entre más jóvenes o entre más temprano se empiece a ahorrar, por un valor significativo y durante un largo plazo de tiempo, más llena estará la alcancía y, por ende, más recursos se tendrán en la jubilación. En ese sentido, ahorrar e invertir es clave para nuestro futuro. Muchas personas comienzan a realizar su ahorro a una edad tardía, lo que no les permite contar con el tiempo suficiente para alcanzar el monto de recursos necesarios para pensionarse. La invitación es a consolidar una cultura del ahorro, que desde temprano esté enfocada en el largo plazo, y a tomar decisiones financieras informadas, a partir de la asesoría de expertos en inversión.