Analistas

Facebook: la verdad de la compra de WhatsApp

La noticia de que Facebook decidió comprar WhatsApp fue discutida y analizada en casi todos los medios del mundo por una amplia variedad de analistas, entre ellos Javier Villamizar quien en este diario, a finales de febrero, se sumó a la lista de observadores que lamentablemente se equivocaron al comentar sobre el tema.

Javier comienza hablando de la importancia del ecosistema móvil, con lo que coincidimos pero enseguida agrega, y se equivoca, que a pesar de haber intentado penetrar el mundo de los teléfonos inteligentes de múltiples maneras, Facebook no ha podido allí replicar el mismo éxito que consiguió en el ámbito de la redes sociales en los computadores personales.

A finales de enero Facebook anunció sus resultados financieros para 2013 donde reportó ganancias por US$1.500 millones y reveló que la mayor parte de sus ingresos provienen casualmente de las plataformas móviles. De hecho, en Latinoamérica más de 60% de los usuarios que diariamente entran a Facebook lo hacen desde plataformas móviles, y un dato adicional en Colombia diariamente 4,5 millones de colombianos se conectan a través de estos dispositivos.

Fue hace más de un año que Facebook dijo que era una compañía ¨Mobile First¨ (primero móvil) y no se ha apartado de ese camino. En este contexto decir que Paper (que ni siquiera tiene dos meses de presentado) o que Messenger (que acaba de tener una nueva versión para iOS y Windows mobile) son un fracaso parece, al menos, una afirmación temeraria. 

Tanto Instagram, como WhatsApp, no fueron adquisiciones para intentar “ganar” en el espacio móvil, sino para extender la presencia de Facebook en ese ámbito. De hecho, y se anunció de esa manera, el principal objetivo de WhatsApp será seguir creciendo y no preocuparse por monetizar el enorme caudal de usuarios que crece día a día.

Decir que Facebook compra para eliminar competidores (algo que por otra parte la autoridad antitrust vería con muy malos ojos) es no entender cuál es el negocio de Facebook y cuál es su estrategia en móviles. Villamizar debería saberlo.  Su argumento es que Facebook pierde en móviles y por eso necesita de WhatsApp. 

Y ambas afirmaciones son erradas a la vista de los siempre contundentes números. La otra parte del razonamiento es que WhatsApp sería el “refugio” de usuarios que dejaron Facebook y ahora la red social va a buscarlos ahí, una afirmación que carece de respaldo absoluto toda vez que WhatsApp no mantiene registro de usuarios ni de donde provienen y por supuesto ni sabe su edad o cualquier dato demográfico. Nadie invierte US$16.000 millones por una corazonada. 

Y ya que mencionamos la inversión de US$16.000 millones eso da unos US$44 por usuario. Una cifra que es menos de la mitad del promedio de la industria. Para quienes conocen el mercado, la compra fue menos cara de lo que parece.

Facebook es hoy una de las plataformas más dinámicas e importantes para que millones de empresas medianas, pequeñas y grandes se comuniquen con las audiencias que les importan. Con un alcance verdaderamente masivo que se manifiesta precisamente en los cientos de millones de personas que consultan día a día sus perfiles, suben sus fotos o chatean desde sus móviles. 

Lejos de ser una compra defensiva, WhatsApp es parte de la estrategia de una empresa en crecimiento.