.
ALTA GERENCIA La gerencia basada en principios morales
lunes, 8 de octubre de 2012
La República Más
  • Agregue a sus temas de interés

Fanny Himmelstern - fhimmelstern@javeriana.edu.co

Las empresas de hoy tienen que enfrentar retos que nunca antes habían encontrado, la competitividad a nivel global, las nuevas formas de hacer negocios , la responsabilidad de las organizaciones en el desarrollo y la prosperidad de la sociedad en la que vivimos , entre los más importantes.

Esto hace necesario revisar las estrategias y las prácticas que se venían implementando en el campo gerencial , para ajustarlas a los tiempos modernos.

Tal vez el campo en el que se debe enfatizar con mayor decisión es el relacionado con las crisis económicas mundiales que se vienen presentando, en gran parte por culpa de gestiones en donde se han olvidado los principios elementales de liderazgo y la generación de valores relacionados con la ética y la integración del desarrollo humano al desarrollo empresarial.

A este tema se han referido dos autores que retoman al reconocido pensador Peter Drucker, destacado autor de múltiples obras reconocidas mundialmente relacionadas con la gestión de las organizaciones, sistemas y sociedad de la información entre otras y considerado como el padre de la gerencia por todas las escuelas de negocios en el mundo. La obra denominada “El arte perdido de la gerencia”, se refiere a la necesidad de adoptar nuevamente las prácticas efectivas de administración desarrolladas por Drucker y basadas en principios morales, políticos y económicos que se mantienen vigentes y que deberían volver a guiar a las organizaciones modernas.

Drucker menciona que el manejo de la ética y la transparencia en una empresa es un buen negocio ya que la transparencia genera un ejercicio de visibilidad y rendición de cuentas de las acciones de los empresarios y permite conocer su desarrollo a partir de una divulgación clara y abierta de la información. Así mismo los alto estándares de gobierno corporativo, se orientan en esta misma dirección.

La corrupción que está siendo percibida en todos los niveles de las organizaciones públicas y privadas, se debe en gran parte a que los líderes se han apartado de los principios básicos de la administración y han decidido en algunos casos que “el fin justifica los medios”, apartándose así del desarrollo y de los valores humanos integrales. La corrupción es uno de los factores que más dificultan la realización de negocios para las empresas colombianas, ya que un entorno poco sano preocupa y disminuye la inversión.

Colombia está atravesando por una muy alta percepción de comportamientos poco éticos y de corrupción , lo que también se vive en general en el mundo actual, razón por la cual se propone acudir a los principios básicos de ética y desarrollo de valores.

Ya existen agrupaciones y asociaciones corporativas que han propuesto alinear criterios de acciones éticas, algunos de ellos son:

1. Desarrollar declaraciones oficiales de compromisos éticos
2. Establecer indicadores de medición acerca de comportamientos éticos
3. Establecer lineamientos para ejercer liderazgo ético
4. Desarrollar contenidos para capacitación en ética
5. Establecer principios de buen gobierno corporativo para pyme y empresas familiares
6. Formular principios y acciones para combatir el soborno
7. Fortalecer los canales y medios de comunicación para informar con transparencia.

De todas maneras se trata de un esfuerzo que debe ser integrado de manera conjunta para que se puedan vivir los valores a nivel individual, familiar, organizacional y social.

La comunicación puede aliarse a estos esfuerzos proponiendo, planificando y gestionando redes sociales y corporativas que proyecten y permitan vivenciar y medir los valores y comportamientos adecuados para las empresas y para las sociedades en general.

A todas luces, se puede afirmar que una gerencia basada en principios morales va a repercutir en los resultados corporativos de manera positiva, proyectando una buena imagen de transparencia y permitiendo que aliados estratégicos y de negocios se acerquen con confianza y tranquilidad a empresas que se conocen por su reputación de transparencia y acciones éticas.