La tendencia de las residencias estudiantiles continúa aumentando Bogotá, Medellín y Cali.

Kevin Steven Bohórquez Guevara - kbohoquez@larepublica.com.co

La alta migración de estudiantes a las principales ciudades es una de las tantas razones por las cuales el mercado de las viviendas universitarias continúa en crecimiento. Siendo Colombia el segundo país con mayor número de alumnos de educación superior, varios inversionistas siguen apostando a este segmento de negocio, que ya se encuentra en Bogotá, Cali, Medellín y Barranquilla, y el cual prevé cambiarle el panorama a las residencias estudiantiles tradicionales.

Los casi 2,4 millones de universitarios que actualmente están en la academia en el país, según cifras de Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (Ocde), es, sin duda, uno de los motores para que complejos como Livinn, CityU o Boho U Living, por ejemplo, dispongan de una serie de espacios especializados para este tipo de servicios.

Pese a que en general se ofrecen diferentes tarifas dependiendo el tipo de habitación o el metraje, los precios pueden oscilar desde $900.000 hasta $2,7 millones al mes en este tipo de residencias. Estas cifras, si bien dependen de los servicios, son una alternativa novedosa para quienes no quieren recurrir a los gastos tradicionales que se requieren en los alquileres de vivienda comunes.

“En Colombia no había zonas especializadas para los universitarios. Esta idea nació con el objetivo de que los estudiantes estén cerca a las universidades, bajo una gama de servicios complementarios. Es una alternativa que busca crear espacios distintos a los que existían tradicionalmente”, explicó Luis Aurelio Díaz, presidente del Grupo Oikos.

Bogotá es la ciudad donde se concentra el mayor tipo de vivienda universitaria. En la capital del país, por ejemplo, se han consolidado opciones como CityU y Livinn, las cuales ofrecen viviendas con todo tipo de servicios incluidos y a diferentes precios. De hecho, esta última fue desarrollada por CA Ventures. Allí, se ofrecen espacios de diferentes tipos, en Livinnx 18 las tarifas oscilan entre $925.000 y $2,7 millones dependiendo de cuál de las 11 distintas opciones que tienen en acomodación se escoja.

El alto potencial que se ha visto en este tipo de negocios en la capital ha generado, incluso, que ya dichas inversiones se estén trasladando a Medellín, Barranquilla y Cali. Tanto así, que en este momento está en desarrollo el Boho U Living en la capital del Valle del Cauca. “Este proyecto nació porque entendimos el cambio de forma de vivir la época universitaria de los jóvenes, gracias a las nuevas tendencias basadas en experiencias”, aseguró Camilo Ayerbe, CEO de OIU Ópera Inversiones Urbanas, quien agregó: “buscamos espacios que faciliten la vida a los universitarios, un solo lugar que les brinde no solo vivienda estudiantil sino también espacios cómodos para compartir”.

LOS CONTRASTES

  • Camilo AyerbeCEO de OIU Ópera Inversiones

    “Este proyecto nació porque entendimos el cambio en la forma de vivir la época universitaria de los jóvenes, gracias a las nuevas tendencias basadas en las experiencias”.

  • Luis Aurelio DíazPresidente del Grupo Oikos

    “En Colombia no había zonas especializadas para los universitarios. La idea nació con el fin de que los estudiantes estén cerca a las universidades”.

Con el objetivo de ofrecer nuevos espacios a este tipo de población, el Boho U Living es el primer complejo de vivienda para estudiantes universitarios que se construye en Cali. Pese a que está proyectado para que salga al mercado en enero de 2020, lo cierto es que será un edificio de 11 pisos y 64 apartamentos para una ocupación de 344 estudiantes.

Otras de las opciones del mercado ya se están viendo en ciudades como Medellín o Barranquilla. Aunque aún no hay una gran oferta de estos lugares, lo cierto es que varios inversionistas y universidades han mostrado su interés por construir este tipo de viviendas. Así lo dejó en claro la Universidad de Medellín, que, en el primer semestre, inauguró una residencia estudiantil que integra alumnos locales y extranjeros.

A estas apuestas también se suman los inversionistas del Livinn y el Boho U Living quienes ya han mostrado intereses en desarrollar una oferta de residencias para los estudiantes antioqueños. De hecho, se espera que el próximo año anuncien dónde y cómo será el proyecto.

Los beneficios de estas viviendas

La multiculturalidad, la seguridad y la amplia red de contactos son algunos de los beneficios que se derivan de este tipo de residencias. La creación de lazos profesionales y personales que se pueden llegar a concretar en este tipo de espacios hacen que estas alternativas sean una buena opción para no solo los estudiantes extranjeros, sino también quienes residen de manera local, pues se logran ahorros de transporte y optimización de tiempo.

Otro de los beneficios, explican los expertos, es que a modo general se pueden lograr reducir costos tradicionales. Esto debido a que el pago de la mensualidad en muchos casos cubre los servicios básicos, el aseo y hasta la alimentación. Estos últimos tres factores permiten eliminar los gastos por separado y gestionar de una mejor manera las finanzas.

A esta serie de beneficios se suma, por último, que este tipo de espacios prevén ser útiles para practicar el networking y afianzar aptitudes como el trabajo en equipo.