El Proyecto de Historia de la Información Económica, HIE, busca identificar durante las seis últimas décadas (1954-2014) los hechos, hitos, sucesos, noticias y decisiones financieras, empresariales y de políticas públicas que han formado lo que hoy es la estructura económica del país. Solo conociendo las circunstancias del pasado, se podrán responder las preguntas básicas de cualquier análisis económico: ¿por qué pasó? y ¿qué pasará?
  • SERGIO CLAVIJO

    En el medio de los economistas dedicados a analizar las coyunturas y los mercados, hay una voz que se escucha con bastante frecuencia. Y no solo porque ha logrado -a través de Anif- adelantarse a muchas de las situaciones adversas para la economía, como la desindustrialización, el impacto negativo de los precios petroleros, el peso de las importaciones en la canasta familiar, entre otros muchos temas neurálgicos, sino porque es una voz respetada, estructurada y muy temida porque suena a pesimismo, a siempre ver el vaso más vacío que lleno.
  • EDUARDO SARMIENTO

    El papel que juega el ingeniero economista, Eduardo Sarmiento Palacio (1940), para sus colegas llamados neoliberales, es algo así como el rol que representa el ‘Grinch’ para los cuentos de la Navidad, de acuerdo con las líneas escritas por Theodor Seuss.
  • Rodrigo Botero

    Rodrigo Botero Montoya (1934) es el único economista colombiano con verdadera escuela de seguidores. Fue ministro de Hacienda durante la administración de Alfonso López Michelsen, entre el 7 agosto de 1974 y el 23 diciembre de 1976. Estuvo al frente de su gran proyecto académico, Fedesarrollo en 1970, institución que ha sido la cuna de los grandes economistas colombianos.
  • César Gaviria

    César Gaviria Trujillo (1947) ocupó la Presidencia de la República entre 1990 y 1994. Solo tenía 43 años de edad cuando despachó desde la Casa de Nariño. Ya había sido viceministro de Desarrollo de Turbay Ayala y ministro de Gobierno y de Hacienda de Barco Vargas. Durante su mandato el país sufrió grandes transformaciones económicas y políticas que hoy son la base de la estructura competitiva del país.
  • Mauricio Cárdenas

    Mauricio Cárdenas Santamaría (1962) es de los muy pocos colombianos que han sido cuatro veces ministro. Es uno de los economistas más influyentes en la hacienda pública y padre y promotor de varias de las reformas tributarias que hoy rigen nuestro destino impositivo.
  • Adolfo Meisel Roca

    El trabajo investigativo de Adolfo Meisel Roca (1954) en el campo de la historia económica ha marcado un quiebre de época en la academia dedicada a estas lides universitarias. Es uno de los historiadores económicos más influyentes, más productivos y más respetados de los últimos años, no solo ha hecho parte del grupo de historiográficos tradicional de la universidad colombiana, sino que ha actualizado muchas de las cifras y datos de quienes hacen historia estadística, la tendencia más común de los últimos años.
  • ÓSCAR IVÁN ZULUAGA

    A Óscar Iván Zuluaga (1959) le tocó como ministro de Hacienda lidiar la crisis económica mundial de 2008, una de las más duras de la historia reciente, tan dura que algunos países no han podido salir de la crítica situación. Su periodo en la cartera abarcó desde el 8 de marzo de 2007 hasta el 6 de agosto de 2010.
  • Alberto Carrasquilla

    A Alberto Carrasquilla Barrera (1959) le tocó remplazar a Roberto Junguito Bonnet en la cartera de Hacienda durante el primer gobierno de Álvaro Uribe, tiempos en los que el exmandatario gozaba de popularidades superiores a 70% de aprobación de su gestión. Fue una época de reformas, de muchas necesidades y de la política de la seguridad labrada desde lo económico.
  • Salomón Kalmanovitz

    Salomón Kalmanovitz (1943) es un profesor universitario de tiempo completo. Sus primeras clases de economía en la Universidad Nacional datan de 1970. Pero no siempre estuvo allí, en la universidad pública, también ha estado vinculado a las privadas como Los Andes, Externado y ahora a la Universidad Jorge Tadeo Lozano. Sus posturas económicas neoinstitucionales lo tienen como referente crítico de nuestro acontecer. Fue codirector del Banco de la República, investigador del Dane y del Cinep y es uno de los columnistas más críticos de los procesos económicos del país.
  • Rafael Mejía

    Más que un banquero de formación, Rafael Mejía (1948) es un finquero de tradición y eso es lo que lo ha llevado a ocupar la presidencia de la Sociedad de Agricultores de Colombia (SAC) durante los últimos 14 años. Un gremio que no solo es el más antiguo de Colombia, fundado en 1871, sino que convoca a productores del campo de muy diferentes índoles. En la SAC confluyen 32 gremios, universidades e instituciones privadas.
  • Roberto Junguito

    Roberto Junguito Bonnet (1943) fue el ministro de Hacienda de los gobiernos de Belisario Betancur y de Álvaro Uribe. Durante ambas carteras dejó sólidos pilares de lo que hoy es la economía colombiana. Con Betancur capoteó la peor crisis de la deuda en los años 80, mientras con Uribe pudo rescatar la resquebrajada economía heredada de las crisis de los años finales de la década de los 90. Es de los pocos tecnócratas (en el mejor sentido de la palabra) que sorteado bien las lides que representa construir políticas públicas como ministro, pero también como directivo gremial en la SAC y en Fasecolda. Su paso por la cartera de Agricultura durante la administración de Betancur también fue clave en la estructuración de la actual institucionalidad agraria.
  • Juan Camilo Restrepo

    Juan Camilo Restrepo (1946) es de los muy pocos colombianos que han sido ministros en tres ocasiones. Sus méritos académicos y su olfato político lo han llevado a ocupar las carteras de Minas, Hacienda y Agricultura, cada una en momentos cruciales para el país. La primera en tiempos del apagón; la segunda en plena crisis económica del 98 y la tercera durante el más ambicioso proceso de restitución de tierras que se haya hecho en Colombia.
  • José Darío Uribe

    El pasado enero, José Darío Uribe (1958) completó diez años como gerente general del Banco de la República, tiempo durante el cual ha logrado grandes metas institucionales. La primera y las más importante fue consolidar la independencia del Emisor; la segunda mantener la inflación por debajo de un dígito, y quizá lo más relevante, conservar el poder adquisitivo del peso colombiano, todo un mandato constitucional. También ha recibido un montón de distinciones internacionales que lo catalogan como uno de los mejores banqueros centrales.
  • Luis Carlos Sarmiento

    Luis Carlos Sarmiento Angulo, el hombre detrás del Grupo Aval y de grandes proyectos de infraestructura y construcción, entre otras inversiones, habló sobre el daño que hacen los cambios anuales al sistema tributario, la financiación de las 4G y su perspectiva sobre la desaceleración económica.
  • José Alejandro Cortés

    José Alejandro Cortés (1930) es uno de los pocos líderes empresariales de Colombia que ha sabido vivir la transición de pasar de un activo ejecutivo forjador de empresas, a un hombre a carta cabal, desarrollar de los cambios sociales profundos que el país necesita. Entiende muy bien el papel de los empresarios, el papel del Estado y el rol social que desempeñan las personas en una sociedad.
  • José Antonio Ocampo

    Esta semana tendrá lugar la cita más importante de la banca: la Convención número 50. Allí, con los principales actores del sector en un solo auditorio, estará el profesor de la Universidad de Columbia, José Antonio Ocampo, quien fue ministro de Hacienda, ministro de Agricultura, director del DNP y de la Cepal, quien presentará su libro “Historia del sistema financiero colombiano”. En este, luego de hacer un recuento a través de cuatro periodos establecidos por reformas, concluye, entre otras cosas, que Colombia todavía no supera la crisis de la Unidad de Poder Adquisitivo Constante (Upac) y que el sector se enfrenta al reto de consolidar un auge sin terminar en una crisis.
  • Rudolf Hommes

    Rudolf Hommes Rodríguez (1943) es uno de los ministros de Hacienda de mayor duración en Colombia. Estuvo al frente de la cartera de las finanzas públicas entre 1990 y 1994, durante todo el gobierno de César Gaviria Trujillo. Es un hombre de carácter fuerte y frentero a quien se le debe la aceleración de la internacionalización de la economía, una deuda histórica que se había retardado desde los años 40, pero que aún sigue siendo una apertura a medias, según los indicadores internacionales.
  • Jorge Cárdenas

    Jorge Cárdenas Gutiérrez (1930) empezó a trabajar en la Federación Nacional de Cafeteros en 1963 y se retiró en 2002. Pasó de la dirección financiera del gremio más poderoso de Colombia a la gerencia general en 1983, en todos los cargos que ocupó se distinguió por su liderazgo y su capacidad innata de ‘hacer política’ en beneficio de los cafeteros, rasgo que marcó la época más brillante del gremio cuando era un grupo económico con poder en el Banco Cafetero, la Flota Mercante Grancolombiana y al interior de la Organización Internacional del Café.
  • Miguel Urrutia

    Muy pocos superan a Miguel Urrutia Montoya (1939) como el prototipo ideal de tecnócrata colombiano. Profesor titular de la Universidad de Los Andes desde hace varias décadas; economista de Harvard University; PhD de Berkeley; tesis publicada en Yale University bajo el título: Historia del Sindicalismo Colombiano, una gran cantidad de producción de artículos en revistas especializadas. Y sobretodo, gran banquero central.
  • Fabio Echeverri Correa

    Fabio Echeverri Correa (1933) es uno de los testigos vivos de la economía colombiana desde hace unas seis décadas. Y no solo un simple testigo, sino actor importante de casi todas las reformas trascendentales del último medio siglo. Sin duda un hombre de controvertido carácter y célebre por su sus frases frenteras.