Miércoles, 28 de Junio DE 2017
Miércoles , Junio 1, 2016

Lefebre y Mesa, la segunda casa de subastas que abre en Bogotá

Bogotá_

Si cuando se mencionan las palabras “casa de subastas” usted es de los que piensa en Christie’s o en Sotheby’s, este año empezará a cambiar de parecer. Al funcionamiento de Bogotá Auctions, la primera casa de subastas que tuvo la capital del país, se suma desde el pasado mes la firma Lefebre y Mesa, una nueva plataforma de compra-venta de piezas artísticas del mercado secundario que tendrá su primer evento en octubre.

Cuerpo de la Noticia: 

La española Leticia Fernández de Mesa y el empresario colombiano Gregorio Toulemonde (con amplia trayectoria en la banca), son los socios de esta iniciativa que busca abrir más espacios en Bogotá para los amantes del arte. 

“Este es un proyecto con grandes retos, porque al ser un negocio innovador en Colombia, demanda mucho trabajo. Sobre todo porque la existencia de casas de subastas es casi nula en Bogotá. Lo atractivo de nosotros es que queremos democratizar el acceso al arte, que cualquier coleccionista o ciudadano del común que tenga una pieza importante para vender, lo puedo hacer a través de nuestra casa de manera transparente y muy fácil”, indicó Fernández de Mesa. 

Precisamente para facilitar esa transacción, Lefebre y Mesa  dividió el proceso de recepción, muestra y venta de piezas en cuatro departamentos: joyas, artes decorativas y muebles, pintura antigua y arte contemporáneo.

“Cualquier persona puede llegar a nuestra casa de subastas (calle 79B #8 - 31, Planta 2) y mostrarnos lo que tiene para ofrecer. Nuestro equipo evalúa la pieza y le presenta el precio base a partir del cual se comenzará a pujar. El cliente decidirá si acepta o no”, explicó la directora de esta casa de subastas.

Aunque la subasta depende de la cantidad de lotes que se tengan para vender, el aforo del evento puede ascender a 200 personas y se puede llevar a cabo en dos días. Fernández de Mesa precisó que la idea es hacer dos subastas al año y que los cuatro departamentos participan al mismo tiempo en la cita. Es decir, no hay subasta para cada área.

La primera subasta se tiene prevista para octubre y se está planificando una segunda cita entre los meses de mayo o junio de 2017. Previo al día de la subasta, exactamente dos semanas antes de que se lleve a cabo la puja, la casa Lefebre y Mesa hace una exposición de las piezas que se van a subastar.

“Hacemos el mejor trabajo posible para buscarle el mejor precio a las piezas que nos traen nuestros posibles clientes. Para lograrlo, estudiamos mucho la procedencia de la pieza, sus medidas, la técnica empleada para hacerla, los lugares donde se ha expuesto la pieza, entre otros factores. Todo eso influye en el precio base del objeto, y el resto depende del movimiento de la oferta y demanda”, precisó la vocera.

En cuanto a la comisión que recibe Lefebre y Mesa Subastas, hay una primera de 13% que se le cobra al vendedor de la pieza, más una segunda de 16,67% que deben aportar los compradores.

La opinión

Lirka Ancines
Directora cultural de la Universidad Central

“Un evento como lo es Artbo ha demostrado que hay mucho interés en la compra de arte y que también hay mucho dinero para ello”.

Para contactar al autor de esta nota:

Vanessa Pérez

vperez@larepublica.com.co

Editor de esta nota:
María Carolina Ramírez
mramirez@larepublica.com.co

Twitter LR

Twitter LR