Miércoles, 28 de Junio DE 2017
Martes , Mayo 5, 2015

Las 5 claves para emprender de Eugenio Galdón, presidente de la Fundación Everis

Bogotá_

Colombia es el tercer país en Latinoamérica en la mira de la Fundación Everis para desarrollar su operación, junto a Brasil y México.

Cuerpo de la Noticia: 

La idea es que los Premios Emprendedores se entreguen por primera vez en el país el próximo año; lo que implica un cupo directo para los que se otorgan en España. Una plataforma que permitirá a  los nuevos empresarios tener varias horas de consultoría y contacto con financiadores de proyectos, así como networking según el sector.

Eugenio Galdón, presidente de la Fundación, aseguró que emprender no es una tarea fácil pero hay cinco claves que deben tener quienes se vean envueltos en esta aventura: tiene que existir la voluntad de hacer algo que haga la diferencia para los demás, tener una enorme resistencia al fracaso, saber que el dinero sigue las buenas ideas, que el emprendimiento no es un ejercicio exclusivo de la gente joven y que la tecnología es una herramienta, pero no lo es todo. 

¿A qué se debe que Colombia esté en su radar?
Everis como compañía ya lleva un tiempo en Colombia, ahora queremos traer la operación de la Fundación Everis. Lo que nos hace tenerlo como uno de los países prometedores, es un crecimiento de 4% sostenido y que creemos que Colombia promete aún más. 

Es un país que ha tenido un freno, sin duda, por el conflicto, pero una vez iniciado el camino  va a tener una naturaleza distinta y se va a resolver. 
Una vez que la gente sueña con una paz justa,  jamás renuncia. Y visto desde fuera, me parece que esta situación unida al resto de factores, sobre todo el capital humano y la institucionalización, su centralidad en América, su sistema bastante abierto, sus emprendedores y empresarios ponen a Colombia con muchas posibilidades de ser una economía y sociedad puntera en el próximo decenio. 

¿Cuándo empezaría la Fundación en el país?
En esto lo más importante es tomar la decisión, después es un tema de implementación. Desde luego, mi deseo es que el primer ejercicio  de los premios se hiciera en 2016. 

¿Y los premios, cómo funcionarían a nivel local?
En Italia ya lo hicimos. Los tres primeros tienen el derecho a recibir las horas de consultoría y los premios, pero además entran en el grupo de los 60 seleccionados en España directamente; para concursar allí.

¿Cómo funciona?
Los Premios Emprededores de Everis en España, seleccionan 600 proyectos, fase desde la cual los nuevos empresarios reciben al menos 20 horas de consultoría; Esos proyectos se convierten en 60 y estos últimos en seis de los que sale un ganador. 

En todos los premios que no vienen de España, sino de algún país donde Everis está presente se consulta y se pide el back ground. Son seis jurados y cada uno elige un ganador. 

Si uno pudiera contabilizar el trabajo que hace la Fundación Everis, ¿cuánto se estaría invirtiendo en la iniciativa?
Se invierte mucho. Que un consultor de Everis se comprometa con contribuir 20 horas, es maravilloso, ya requiere 3.000 horas de consultoría; se puede pensar que una hora que ofrecemos podría costar, sino fuera trabajo probono, entre 300 euros y 400 euros ($804.170 y $1,07 millones).

¿Además de los premios cómo más funcionaría la Fundación en Colombia?
Estamos implementando un modelo de mentoring en España que podría funcionar en colombia con chicas entre 14 y 19 años, de muy alto potencial, pero que sin embargo, por razones de exclusión social de origen económico, familiar y racial de muchas clases se autolimitan y no son capaces de realizar su sueño; nosotros les ayudamos para hacerlo real.  

¿Para usted, qué condiciones debe cumplir un emprendedor para que sea elegido?
 Lo primero, es la voluntad de cambiar algo que haga la diferencia para los demás y no para él mismo, que está convencido que va a ser un ‘game changer’. 

Segundo, una enorme resistencia contra el fracaso; porque hay una alta tasa de mortalidad de los emprendimientos
Tercero, el dinero sigue las buenas ideas. De dinero no hablo porque lo único que hay mucho en el mundo es dinero, lo que no hay son ideas. 

¿Es cierto que el emprendimiento es solo para jóvenes y solo se puede hacer con tecnología?
No. Ninguna de las dos es cierta. Yo me hice emprendedor a los 42 años porque me tuve que ir de la empresa que trabajaba, un día antes de que me echaran. Arranqué de un fracaso, perdí una batalla gerencial y como consecuencia de eso me encontré en la calle y con pocas oportunidades de hacer un trabajo que me interesara. Yo sí que tenía una idea e hice Ono, una empresa muy exitosa que inició con 100.000 euros ($268 millones) y terminó costando más de 7.000 millones de euros ($18 billones). 

¿Y tecnología?
No es necesario. Por ejemplo, este año hemos dado el premio a un proyecto de construcción. Fabricaron una estructura de forjados que es especialmente ligera, 40% menos de peso y de hormigón y está fabricado con otras estructuras más resistentes que permite unas arquitecturas más sostenibles.

Los otros candidatos, eran una posible vacuna contra la malaria, un sistema de impresoras 3D, unas gafas para ciegos, que replicaran las imágenes en sonidos, una bombilla sin obsolescencia programada y este sistema de construcción. 

¿La necesidad es importante?
Sí, pero hay muchos tipos de necesidades, no solo económica. En mi caso por ejemplo, el ofrecimiento de un trabajo, no me llenaba, por eso fui a emprender. 

Las opiniones

Catalina Ortiz
Exgerente de Innpulsa Colombia

“No se trata de tener muchas nuevas empresas, se trata de que las empresas, nuevas o no, crezcan y generen valor, ojalá con innovación”.

Para contactar al autor de esta nota:

Natalia Cubillos Murcia

ncubillos@larepublica.com.co

Editor de esta nota:
Tatiana Arango
tarango@larepublica.com.co

Twitter LR

Twitter LR