Lunes, 29 de Mayo DE 2017
Imagen de Juan Manuel Nieves R.
Jue, 05/18/2017 (Todo el día)
Juan Manuel Nieves R.

La utopía de la igualdad

Ludwig Von Mises economista austriaco en su libro “Socialismo” decía: El Socialismo prometió cumplir con nuestras expectativas para un mundo más racional, equitativo y justo… Pero nuestras esperanzas fueron arrebatadas. Hoy después de que la historia nos ha mostrado su rotundo fracaso, sus ideas siguen más vivas que nunca, entre muchos motivos por la utopía de la igualdad.

La igualdad aparece en la Biblia, en los principios de la revolución francesa y hasta en el Art. 13 de nuestra Carta Política, lo que nos lleva a deducir que es un anhelo válido y hasta altruista de la humanidad; entonces, ¿la igualdad debe ser un propósito del Estado?, tal vez el igual acceso a las oportunidades, pero intentar igualar a todos los habitantes de un país es atentar contra la naturaleza del ser humano.

Una persona es tan auténtica que después de miles de años de existencia no ha habido dos seres humanos iguales y cada vez más descubrimientos nos singularizan no solo con la huella digital, sino con el iris e incluso con la voz. En la sociedad primaria que es la familia, cualquier madre puede decir que sus hijos a pesar de intentar criarlos igual son completamente diferentes,  mas en una sociedad libre donde el ingenio humano varía y precisamente su variedad enriquece los grandes avances del mundo.

Desafortunadamente es fácil caer en la tentación de la igualdad, para mandatarios populistas que pululan en las democracias, es sencillo decir que todos van a ser iguales y que se le quitará cada vez más a los ricos para regalarlo a los mas necesitados. Experimentos siempre crueles han demostrado que intentar igualar a la sociedad mediante políticas públicas termina igualando, pero en pobreza a la sociedad por completo. 

Porque no hay peor castración para una persona que quitarle los frutos conseguidos con su trabajo e inventiva y repartirlo en segmentos que no conoce y que no agradecen pues es el Estado el que termina repartiendo y haciéndolo mal por los ya conocidos problemas burocráticos. 

¿Entonces cuál política de Estado se debería promover para una sociedad mas justa? La de luchar contra la pobreza, el problema son las personas que no tienen acceso a un trabajo, que no pueden comprar lo básico para vivir, que no pueden pagar sus estudios etc. Pero quitándole a la capacidad productora de un país y restringiendo más los mercados para repartir de manera ineficiente, no es la solución.

Como sociedad debemos empezar a pensar en más deberes que derechos, los sistemas que premian los frutos conseguidos por su propio trabajo han demostrado acabar paulatinamente con la pobreza, en cambio el socialismo que quita al que produce para distribuir mal, acaba con la iniciativa humana y deja sumido a todos en la pobreza, bastante sangre y muertos ha dejado esa idea para seguir pensando en la utopía de la igualdad.

Lo + Leído

Editorial

La receta magistral que propone la Ocde para que la economía colombiana avance debe hacer pensar en el rezago de reformas económicas

 

Twitter LR

Twitter LR