Martes, 27 de Junio DE 2017
La peor economía del mundo es nuestra vecina
Viernes , Abril 21, 2017

Hay cinco razones por las que bien podemos calificar a Venezuela como la peor economía del mundo: la primera y más contundente es el desabastecimiento reinante en su mercado interno como consecuencia de haber destruido su producción interna y depender de manera histórica de las millonarias exportaciones de petróleo, haciendo del vecino país un ejemplo que supera la llamada Enfermedad Holandesa; la segunda razón por la inflación anualizada de 500% generada por el mal manejo de la oferta monetaria, las erradas políticas de tasas y la influencia dictatorial del poder ejecutivo sobre las decisiones de la banca central, no obstante el fenómeno inflacionario está íntimamente ligado a la escasez de dólares para importar productos de consumo masivo. La tercera razón por la que Venezuela es la peor economía del mundo es que va rumbo al tercer año de recesión; según las cifras de la banca multilateral, se espera que este 2017 se contraiga 10% y que la larga recesión se extienda hasta 2020 cuando haya encontrado una salida al maltrecho modelo económico basado en la expropiación, las importaciones y el poder presidencial en todo lo económico. En Venezuela la economía se contrae, el precio de los productos se dispara y la administración central se aferra al poder respaldada por el poder militar. Las cifras son muy malas: se espera que la inflación crezca 475%; un dólar que equivalía a 100 bolívares hace dos años, hoy cuesta 1.262 bolívares. La cuarta razón es la misma cultura que gestó el chavismo en Venezuela manifestada en gastos excesivos del gobierno en programas sociales de profundo corte asistencialista; instituciones económicas mal gerenciadas y corruptas; aparato agropecuario sin niveles de desarrollo para abastecer el mercado interno y una población que poco o nada se preparó en términos de finanzas personales para la eventualidad de precios bajos del petróleo, que se experimentan desde hace tres años. La quinta razón y que ha generado la diáspora de venezolanos a Colombia tiene que ver con escasez de dinero efectivo como consecuencia de las deudas en dólares del Estado. Según las cuentas extraoficiales, los chavistas en el poder adeudan unos US$15.000 millones a la banca multilateral y a otros gobiernos, para honrar esas dudas, el banco central cuenta con US$11.800 millones en reservas internacionales probadas, otrora respaldadas por la petrolera estatal, que a su vez está ad portas de una cesación de pagos; por esta situación hay voracidad de dólares por parte de las autoridades, actitud que ha secado el mercado de divisas y empujado a la población a buscar soluciones más allá de sus fronteras. Y si el Gobierno Nacional no evalúa el escalamiento de esta situación, puede generarse una coyuntura de grave contagio, vía avalancha de refugiados sin precedentes en la historia, que llevaría al país a una situación nunca vivida.

Twitter LR

Twitter LR