Miércoles, 28 de Junio DE 2017
Jueves , Mayo 4, 2017

La favorabilidad de los ministros repuntó en abril

Bogotá_

A pesar de los últimos escándalos que han golpeado al Gobierno del presidente Juan Manuel Santos, su nivel de aprobación, y de paso el de sus ministros aumentó, según reveló la última medición de Gallup.

Cuerpo de la Noticia: 

De acuerdo con la encuesta, que le hace seguimiento a la imagen del presidente, vicepresidente y cinco ministros del gabinete, la imagen favorable de Juan Fernando Cristo, ministro del Interior, subió en cuatro puntos a 19%. Cristo tiene a sus espaldas los temas prioritarios del Gobierno en la implementación de los acuerdos de paz que se firmaron en 2016 con las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (Farc).

Entre dichos proyectos se resaltan la reforma electoral y la creación de las circunscripciones especiales para representar a la población civil de los territorios afectados con la confrontación armada.

De igual manera, la opinión favorable de Aurelio Iragorri, ministro de Agricultura, pasó de 7% a 14% entre febrero y abril. Al jefe de la cartera agropecuaria le ha tocado bailar en las últimas semanas con un proyecto de ley de tierras que ha despertado la preocupación de los gremios del sector. Dicha iniciativa será discutida en el Congreso la próxima semana. Tal y como lo reveló LR, los líderes gremiales expresan que no hay claridades sobre la definición de producción de la tierra, que según el borrador estaría a cargo de la Upra, autoridad administrativa que determinaría el uso eficiente del suelo. 

Otro de los que mejoró su calificación fue el ministro de Hacienda, Mauricio Cárdenas al pasar de 7% en febrero a 12% en abril. El ministro de ala conservadora se recupera de la impopularidad que le trajo la más reciente reforma tributaria, tercera en este Gobierno, y que terminó aumentando en tres puntos el IVA, algo que entre los contribuyentes lo puso en el paredón.

Por su parte, el titular de la cartera de Defensa, Luis Carlos Villegas obtuvo 16%, frente a 13% que registró en la pasada medición. La cuenta de cobro en el sector defensa pasa por el tema de la seguridad de los líderes sociales. Según un informe de la Defensoría del Pueblo con corte a marzo de 2017, los asesinatos suman 156 en 14 meses. Vale señalar que Villegas ha reiterado que dichos acontecimientos no son sistemáticos sino, por el contrario, casos aislados.  

Entre los funcionarios mejor calificados están el recién llegado vicepresidente Óscar Naranjo, con 76% de imagen favorable y cuya labor como la mano derecha de Juan Manuel Santos es la coordinación de los temas de posconflicto. Clara López Obregón, titular del Ministerio de Trabajo, con 47%, sigue en el escalafón de los mejor calificados. No hay que olvidar que López fue protagonista reciente de su salida del Polo Democrático por los conflictos internos con segmentos de esa colectividad. Incluso, su salida del partido de oposición llevó a que las puertas del Partido Liberal se abrieran en el futuro político de la ministra.  Sin embargo, tanto Naranjo como López desmejoraron en su calificación si se compara con la medición de febrero.

Ahora bien, la imagen del presidente Santos también tuvo una leve mejoría, pues pasó de 24% a 26%, lo que revierte la tendencia desfavorable que se venía presentando.

Para el analista político Carlos Arias estas calificaciones tienen una simple explicación que tiene que ver con la reacción que tuvo el Gobierno frente a la tragedia de Mocoa, Putumayo. Según el analista, la forma en cómo se comunicó y se actuó frente a la tragedia tuvo una buena impresión en la sociedad, ya que llevó a todos sus ministros al lugar y cada uno planteó soluciones inmediatas para mejorar la situación humanitaria.

No obstante, en temas puntuales, como la corrupción, el desempleo, la guerrilla, el narcotráfico, el medio ambiente o la salud, el Gobierno se sigue rajando. El primero de estos problemas se encuentra en niveles históricos, ya que 92% de los encuestados considera que la situación está empeorando.

Según los expertos consultados por AL esto tiene que ver con que la corrupción salió de un lenguaje técnico, solo de los políticos, y ahora llegó a la base social. “Este dejó de ser un problema externo, para convertirse en un concepto que todos entendemos en la sociedad”, dijo Arias.

En este sentido, Odebrecht, Reficar, regalías y carteles, hasta de enfermos mentales, han hecho que los colombianos tengan la percepción de que la situación en esta materia está poniéndose cada vez peor, según registró Gallup.

Para Simón Hernández, politólogo de la Universidad Nacional, “la corrupción siempre ha sido un problema muy grave, pero como ya estamos saliendo de la guerra, que ha sido el foco por muchos años, la opinión está empezando a mirar cuáles son los otros problemas que afectan al país”.

Alcaldes mejoran

Dentro de esta medición, la encuesta reflejó un alza en la aprobación de cuatro de los cinco alcaldes evaluados.

De acuerdo con Gallup, Rodolfo Hernández, alcalde de Bucaramanga, fue el mejor evaluado al pasar de 46% en marzo a 66% en la medición de abril, lo que le significó una mejora de 20 puntos porcentuales. De manera similar fue calificado su par de Cali, Maurice Armitage, quien obtuvo una aprobación de 53%, frente a 44% que marcó en la pasada encuesta. 

Menos optimistas se vieron los ciudadanos de Barranquilla, Bogotá y Medellín con sus mandatarios, ya que, por ejemplo, Alejandro Char, alcalde de la capital del Atlántico, subió tres puntos porcentuales en este medición y llegó a 88% de aprobación, la más alta del país. Por el lado del alcalde de la capital, Enrique Peñalosa, aunque leve, tuvo un respiro pues subió un punto frente a la pasada medición y su aprobación se ubicó en 23%.

Resalta el caso del alcalde de Medellín, Federico Gutiérrez, quien ostentaba el puesto del  alcalde mejor calificado del país, quien bajó seis puntos y tuvo 82% en la aprobación de su desempeño. Es importante destacar que en estas ciudades, vive cerca de 40% de la población del país. 

 Frente a si las cosas van mejor o peor en sus ciudades, las personas pesimistas frente a este tema aumentaron solo en Bogotá (77%), mientras que en Medellín (34%) se mantuvo igual y en Cali (34%), Barranquilla  (57%) y Bucaramanga (53%) aumentaron los optimistas.  

Arias explicó que esto se relaciona con “un concepto de reputación pública, que se construye a mediano y largo plazo”.

Antecedentes

Los entes de control han mostrado resultados en varios escándalos, por lo que la imagen, por ejemplo, del procurador General, Fernando Carrillo, pasó de 12% en febrero a 18% en abril. El contralor Edgardo Maya aumentó la suya dos punto porcentuales y llegó a 16% de favorabilidad, mientras que la del fiscal, Néstor Humberto Martínez, se mantuvo en 23%.

La opinión

Carlos Arias
Analista político de la Universidad Externado
“La mejora de la imagen del Gobierno está asociada a la reacción inmediata que se tuvo frente a la catástrofe de Mocoa y la buena comunicación desde lo cotidiano”.

Para contactar al autor de esta nota:

Carlos Eduardo González

@Carlosgofo

Editor de esta nota:
Gabriel Forero
gforero@larepublica.com.co
Noticias Relacionadas

Twitter LR

Twitter LR