Lunes, 22 de Diciembre DE 2014
Miércoles , Febrero 6, 2013

Conozca cómo operan las diferentes tasas de interés del mercado

Bogotá_
Cuerpo de la Noticia: 

Los bancos en la actualidad manejan diversos tipos de tasas que se diferencian principalmente por el momento en el que es efectivo el interés, y por supuesto, eso se ve repercutido en qué tanto le rentará su producto.

Antes que todo, para entender el mecanismo de operación de cada una de las tasas de interés, hay que tener muy claro el concepto de rentabilidad. En este sentido, se entiende por rentabilidad como el margen de ganancia que se puede obtener al realizar una inversión. Esta cifra de ingresos generalmente se pacta desde el primer momento en el que se firma el contrato con su entidad bancaria.

En cuanto a quien elige una tasa y otra, se trata de políticas de cada entidad financiera y sujeto a cada producto o cliente. Tal como explicó Alfredo Barragán, especialista en banca de la Universidad de los Andes, “siempre hay que tener en cuenta que para créditos de consumo, vivienda y demás, existe una tasa tope, que es la usura y que la fija la Superintendencia Financiera de Colombia. Con eso y siempre por debajo de ese tope, cada entidad financiera decide la tasa que establece, dependiendo por ejemplo del perfil que tenga. Alguien con más perfil de riesgo, le darán más tasa, mientras que al cliente más conservador, será menor”.

Entre las tasas de interés que generalmente ofrecen los bancos, se encuentra la tasa nomina, la efectiva anual o real, de vencimiento y anticipada. Cada una de ellas presenta diversas diferencias en el cómputo de la capitalización y el dinero que finalmente entrega la entidad bancaria, fruto de la rentabilidad del producto suscrito.

Entre estas, las más comunes son la tasas nominal y la efectiva anual y en cuanto a las diferencias entre ellas, cabe destacar que la nominal es la rentabilidad que se genera mes a mes o en un periodo de tiempo determinado teniendo en cuenta solo el capital invertido, es un tipo de capitalización simple, mientras que la efectiva, se puede explicar como el interés de un producto teniendo en cuenta la inversión y los intereses de cada periodo. Es un tipo de capitalización compuesta ya que los intereses generados periódicamente se suman al capital sobre el que se liquidan intereses para el periodo siguiente.

La diferencia existente entre tipos de interés simples (nominal) y compuesto (efectivo), como explicó Luis Francisco Cubillos, directo del programa de administración de empresas de la Universidad del Rosario, es que “el interés simple se considera la tasa que se aplica sobre el monto de capital, y que no contempla la opción de capitalización de intereses . Por otro lado, el interés compuesto, recoge la capitalización de intereses sobre el capital y los interés ganados con anterioridad”.

En cuanto a las distintas modalidades, entre las que se encuentran las tasas anticipadas y vencidas se relacionan con las clases de interés. De acuerdo con Cubillos, “hay dos clases de interés: interés nominal, que son tasas expresada en forma anual, y se liquidan en periodos inferiores a un año. Se componen de un valor porcentual, una modalidad que puede ser anticipada y se liquidan al inicio del periodo, o vencida y se liquidan al final del periodo, y una periodicidad en el tiempo que puede ser mensual, trimestral, semestral, siendo la más común la periodicidad trimestral”.

Para que tenga presente cómo se puede conocer qué tasa mensual está reflejando , según las palabras de Barragán, “es necesario convertirla a nominal mensual, es decir, por ejemplo el 27,41% y esta entre la periodicidad del pago (mensual), que sería de 2,28%”.

Algo que también es importante saber al hablar de tasas de interés, es tener clara la diferencia entre tasa de interés de captación, que se refiere al reconocimiento que hace la entidad financiera a los clientes por sus depósitos o por las inversiones que hagan en productos financieros de las entidades financieros, y por otro lado, la tasa de interés de colocación, la cual es el costo financiero que un cliente debe pagar por utilizar productos y servicios bancarios.

Aunque en Colombia, las tasas de interés se encuentran previamente establecidas y los productos financieros son remunerados de acuerdo a lo propuesto por las entidades financieras y su portafolio de productos, se puede considerar que existe un beneficio entre una y otra.

Tal como consideró Alfredo Barragán, “al tratarse de tasas equivalentes, se recomienda buscar que siempre se expresen en términos mensuales, nominal (o la periodicidad que se requiera) y efectiva anual para así, hacer comprables con otras ofertas, calcular los costos o gastos asociados a una compra o pago de una deuda”.

Tipos de tasas
Además de las anteriores, existen también otras tasas que se utilizan en el sector financiero, como son las conocidas como DTF y el IBR. La tasa de interés DTF es denominada en consideración a los certificados de depósito a término, y es una tasa que se calcula teniendo en cuenta el promedio ponderado de las tasas y montos diarios de los recursos captados a un plazo de 90 días de los CDT de las entidades financieras. Su cálculo se realiza semanalmente de lunes a domingo. Esta tasa DTF, es la tasa de referencia del sistema financiero colombiano, y también un indicador para el cálculo del costo de los créditos a ser colocados.

Por el otro lado, la tasa IBR (indicador bancario de referencia), es una tasa de interés que se ha establecido para operaciones de corto plazo del peso colombiano y que sirve de referencia para los agentes del mercado financiero en sus actividades de captación y colocación de recursos en los mercados monetarios.

Así, preste mucha atención al tipo de tasa de interés que su banco le ofrece en el momento de suscribir un crédito o invertir, tanto para saber cuánto le corresponderá por rentabilidad como por el pago de las cuotas.

Falabella y Citibank los que más cobran
Al observar las tasas de interés para la modalidad de crédito de consumo para clientes sin tarjeta de crédito de cada una de las entidades bancarias que ofrecen sus servicios en Colombia, se refleja que Banco Fallabela, con29,28%, Citibank, con 27,42% y Hsbc, son los que tienen la tasa más alta. Por otro lado, al mirar los mismos datos referentes a los consumidores que sí usan tarjeta de crédito asociada a sus productos, AV Villas está en primer lugar con una tasa de 31,07%, seguido por Bbva con 30,88%, así como Banco Caja Social y Helm, ambos con 30,79%. Esto confirma que muchos bancos siguen con sus tasas muy cercanas al nivel tope permitido.

Alfredo Barragán
Especialista en banca de la Universidad de los Andes

“Las tasas de interés que manejan los bancos las establecen ellos mismos dependiendo de cada cliente o producto, eso sí, siempre por debajo de la tasa tope de la Superfinanciera”.

Luis Francisco Cubillos
Dr. del programa de administración de empresas - Universidad del Rosario

“La más recomendadas son las tasas efectivas anuales, siempre teniendo en cuenta la modalidad y periodicidad que es más común en el mercado”.

Para contactar al autor de esta nota:

Rubén López Pérez

rlopez@larepublica.com.co

Editor de esta nota:
Noticias Relacionadas
Lo + Leído Finanzas