Miércoles, 28 de Junio DE 2017
Viernes , Enero 24, 2014

El auto sigue siendo el rey, aunque otras opciones de transporte se abren paso en el país

Bogotá_

Un estudio global de la firma KPMG, realizado con 200 altos ejecutivos del sector automotor mundial, dejó expuesta sobre la mesa una realidad de la que tarde o temprano América Latina no podrá escapar: 54% de los empresarios consultados aseguró que los menores de 25 años de edad no desean tener un auto.

Cuerpo de la Noticia: 

Aunque en Colombia el carro sigue siendo un referente de estatus social y un bien aspiracional, condición que lo convierte en el rey de los medios de transporte individual, otros sistemas de movilización vienen ganando terreno por el auge del cuidado al medio ambiente y la congestión vehicular de las ciudades. Uno de estos medios es la bicicleta.

Según el director de la Fundación Ciudad Humana, Ricardo Montezuma, hay jóvenes en estratos 5 y 6 que optan por la bicicleta por un tema ecológico. “Quieren ser cool y están en la onda de cuidar el medio ambiente y por eso evitan usar el automóvil, lo comparten con otros compañeros o finalmente usan la bicicleta, pero el número todavía no es representativo frente al resto de la ciudad”, comentó. Un ejemplo de esta tendencia en los jóvenes es la que se vive en la Universidad de Los Andes. El experto en transporte y profesor de dicha institución, Juan Pablo Bocarejo, señaló que en tres años se logró aumentar en 200% el uso de la bicicleta entre los estudiantes. “El estudio de KPMG es muy válido, pero actualmente solo aplicaría para países desarrollados. En Colombia apenas estamos aprendiendo a usar otras alternativas de movilidad y eso se nota con la experiencia que tenemos en la universidad.

Nosotros estamos muy comprometidos con que los jóvenes usen menos el auto o tengan una movilidad más sostenible. Tras varios años de campañas y beneficios, logramos que 200 estudiantes lleguen y salgan a la institución en bici”, expresó Bocarejo. Por su parte, Diego Ospina Castro, gerente general de Mejor en Bici argumentó que “es cierto que el uso de la bicicleta viene creciendo, pero eso no nos da argumento para decir que los jóvenes en Colombia y América Latina van a dejar de comprar un carro para montarse en bici. El auto es un tema de estatus y a la bicicleta aún le falta ganar protagonismo en la idiosincracia y en la cultura del colombiano”.

Si bien es un objeto mucho más económico que un vehículo, la bici aún tiene obstáculos por superar para lograr su masificación. Uno de ellos son las ciclorutas, las cuales actualmente suman 352 kilómetros en la ciudad. “Esto es bastante y conecta muy bien los extremos de Bogotá, pero no es suficiente. Se requieren muchas más vías y una mejor señalización”, reflexionó Ospina Castro, quien agregó que solo 3% de los viajes diarios realizados en Bogotá se hacen en bicicleta. Cifras de la última Encuesta de Movilidad publicada por Bogotá Humana (2011), indican que en la capital del país hay 950.000 bicicletas aproximadamente.

No obstante, no se puede establecer si todos los días salen ese mismo número de personas a las calles. “Los beneficios del uso de la bici están demostrados. Si una persona la usara todos los días en Bogotá se ahorraría 17 horas al mes, lo que se traduce en 10 días al año. Pero no todos saben esto o están dispuestos a cambiar sus tradicionales hábitos de movilización”, comentó Ospina Castro. Volviendo al estudio de KPMG, Montezuma explicó que los resultados se asemejan más a una sociedad europea, donde los sistemas de transporte público son avanzados y actividades básicas, como caminar, se pueden llevar a cabo sin sobresaltos en el camino.

Lo mismo opina el presidente de Andemos (Asociación Colombiana de Vehículos Automotores), Oliverio Enrique García, quien precisó que los jóvenes europeos están evitando entrar en gastos ante la difícil situación económica que están viviendo esos países. “En esta zona el consumidor busca reducir grandes gastos como la compra de un carro y las alternativas de transporte le permite aplazar esa decisión.

Sin embargo, no se puede comparar con Colombia donde aún estamos lejos de contar con alternativas de transporte seguras y más convenientes”, dijo. Segunda modalidad: las motos Mientras la bicicleta es una opción ideal para los jóvenes por el tema ambiental, las motos se convirtieron en otra de las alternativas por un tema de practicidad. El gusto por este tipo de vehículos es evidente ante el auge de las ventas al año que ronda en promedio las 500.000 unidades. Solo en el primer trimestre del año pasado, según un balance del Ministerio de Comercio, Industria y Turismo, se vendieron 299.111 motos, unas 36.514 unidades más que en 2012.

“Factores como la congestión vehicular y la ausencia de políticas públicas masivas para desincentivar el uso del carro, por ejemplo, mediante el mejoramiento y la eficiencia del transporte público, incentivan que los jóvenes o habitantes de estratos 1 y 2 prefieran hacer la compra de una motocicleta”, dijo el experto en movilidad Juan Fernando Petersson. Pese a esta realidad, el especialista advirtió que la condición aspiracional del auto es una cultura muy arraigada en el colombiano y que a esto se sumam mejores opciones de financiamiento.

Lo eléctrico tardará entre 6 y 10 años en masificarse El estudio mundial de la firma KPMG también arroja luces sobre el futuro de otras tendencias en el sector automotor, entre ellas, el uso de combustibles menos contaminantes con el medio ambiente. En este sentido, 76% de los ejecutivos encuestados cree que la reducción de los motores de combustión interna son el principal foco de la industria del automóvil, mientras que 52% considera que tomará entre 6 y 10 años para que los vehículos eléctricos se conviertan en el sistema de propulsión más limpia y más eficiente del mundo.

Las opiniones

Ricardo Montezuma
Director de la Fundación Ciudad Humana

“El carro sigue siendo un indicio de estatus y en Colombia aún estamos lejos de sustituir este bien por otras alternativas como el transporte público”.

Juan Fernando Petersson
Experto en movilidad

“El auto no es solo un referente de estatus, sino una necesidad. La bici es una alternativa masiva en estratos bajos y en jóvenes que están en la onda ecológica”.

Juan Pablo Bocarejo
Experto en Transporte / universidad de los andes

“En tres años logramos aumentar en 200% el uso de la bici en la universidad, lo que significa que hoy en día 200 estudiantes llegan en bicicleta”. Oliverio Enrique García Presidente de Andemos “Esta tendencia no se puede comparar con Colombia, donde aún estamos muy lejos de contar con alternativas de transporte seguras y más convenientes”.

Para contactar al autor de esta nota:

Vanessa Pérez Díaz

vperez@laepublica.com.co

Editor de esta nota:
Noticias Relacionadas
Lo + Leído Automotores

Twitter LR

Twitter LR