Lunes, 29 de Mayo DE 2017
Viernes , Abril 28, 2017

Así funcionan los créditos que usted puede solicitar en páginas de internet

Bogotá_

Desde que empezaron a aumentar los niveles de cartera vencida, los bancos empezaron a apretar las condiciones de los préstamos, por eso, y por la molestia de ir a una oficina a pedir dinero, algunas personas han encontrado en internet la oportunidad de recibir créditos que no están en la banca y en menos de 24 horas, con valores de $100.000 hasta $750.000.

Cuerpo de la Noticia: 

Claramente estas páginas no son un banco en la web, sino un espacio que busca que las personas que necesitan efectivo de manera inmediata, logren conseguirlo y con opción de regresarlo en un plazo de 30 días. Hoy por hoy en el país existen ejemplos de Fintech de este tipo como Lineru, RapiCredit y KrediCity.

El proceso de estas compañías frente a un computador resulta fácil para las personas; lo único que deben hacer es registrar datos como ingresos mensuales, documento de identidad, estrato en el que vive, cantidad deseada, motivo por el que pide el préstamos y plazo no mayor a 30 días para regresar el dinero. 

En Lineru, el rango está entre $120.000 a $700.000; en RapiCredit va de $100.000 a $750.000; y en KrediCity, mínimo le prestan $100.000 y máximo, $500.000. En común también tienen que la tasa de interés es de 25%. 

Cuando usted pide un crédito en un banco sabe que dejar de pagar las obligaciones le podría llevar incluso a un pleito jurídico, y por eso una de las preguntas más frecuentes es ¿qué pasa con los morosos en estas compañías? Al respecto, el cofundador de Lineru, Martín Schrimpff, dijo que en estas entidades “el historial crediticio de las personas que llegan a solicitar el préstamo no existe en varios casos, por lo cual empiezan a generarlo con nosotros. Si se cuelgan en los pagos, saben que tendrán un reporte negativo en una central de riesgo, esa es la manera de cobrar, además de que los niveles de cartera vencida no son altos y las personas entienden que no se les va a cobrar con un arma como sí pasaría con los gota a gota”. 

Por su parte, para Juan Esteban Saldarriaga, socio fundador de Rapicredit, “este mecanismo de préstamos está alejado de lo tradicional y busca reducir filas en una instalación física, agilidad en el estudio del crédito, y hasta facilidad para pedirlo desde cualquier lado. Incluso a través de Facebook Messenger, las personas pueden hablar con un robot que les pide sus datos y les aprueba el préstamo en cuestión de minutos”. 

Aunque según estudios de la firma Global Startups, en Colombia quienes más buscan este servicio son personas con ingresos entre US$200 y US$700 y  edad entre 23 y 35 años, las empresas también pueden ser clientes, pues Sempli,  otra Fintech, ofrece la posibilidad de abrir créditos de $30 millones a $200 millones con plazos de tres a 36 meses a una tasa DTF más 6%. 

“Es un servicio con un nicho ya marcado porque en Colombia no es ilegal prestar dinero; sin embargo las personas siempre deben tener precaución en el origen de la empresa. Finalmente se puede decir que el éxito aquí es gracias a que para los bancos no es rentable ofrecer un crédito de $100.000”, comentó el experto en banca de la U. de los Andes, Alfredo Barragán. 

Las opiniones

Martín Schrimpff
Cofundador de Lineru 
“En este momento, nuestro tope de préstamos es de $700.000, pero queremos llegar a ofrecer hasta crédito de vivienda”. 

Juan Esteban Saldarriaga 
Socio fundador de Rapicredit 
“Dentro de las facilidades que encuentran las personas es la agilidad de la aprobación del préstamo, sin filas y con transparencia”.

((Lea: El dilema de los créditos formales e informales en Colombia))

Para contactar al autor de esta nota:

Joaquín Mauricio López Bejarano

jlopez@larepublica.com.co

Editor de esta nota:
Mario Chaves
mchaves@larepublica.com.co
Noticias Relacionadas

Twitter LR

Twitter LR