Lunes, 29 de Mayo DE 2017
Martes , Septiembre 25, 2012

Cómo impedir que un cambio de imagen afecte su negocio

Cali_

En Colombia, ha existido una dinámica de transición empresarial en los últimos años, firmas como Almacenes Éxito, Nutresa, Conconcreto, Carvajal, Banco Caja Social, entre otras, son ejemplos exitosos de renovación de imagen.

¿Pero qué tienen en común todas estas compañías?
De acuerdo con Lobsang Salguero Barrera, experto en marketing de la Universidad Icesi, el éxito de estas empresas radica en que su renovación no se trató de un simple “cambio cosmético”, si no que partió de una minuciosa evaluación del comportamiento del mercado, de los clientes, de su orientación estratégica, de sus objetivos organizacionales y de sus planes de expansión.

Y es que sin duda, un cambio de imagen, se convierte en un proceso trascendental que requiere de un conocimiento profundo sobre la manera como la sociedad está percibiendo la marca y que implica además la inversión de grandes cantidades de dinero. Tomar este proceso a la ligera puede convertirse en un aspecto nocivo, con el que se corre el riesgo de ocasionar decadencia del nombre de marca, dañar la reputación corporativa o generar efectos contrarios en el consumidor.

En ese sentido, es clave involucrar la opinión de todos los grupos de interés, clientes, proveedores, empleados, con los que se puede identificar el momento más oportuno para realizar el cambio e incluso garantizar de ante mano la aceptación del mismo.

Para Ricardo Silva, director de Mbml, empresa encargada de hacer el cambio de imagen de la Organización Carvajal, toda compañía debe desarrollar una estrategia de marca expresada en una propuesta de valor destacando aquellos atributos que la hacen única, diferenciada, relevante y solo una vez que la estrategia está refinada, evaluada, validada y aprobada se debe entrar a hacer un diseño gráfico.

Por su parte Beatriz Valdivia, consultora en comunicación y marketing de la Javeriana Cali, dijo que si bien un cambio de imagen no es un proceso fácil, las firmas no deben temerle a las renovaciones , pues esto refleja que la empresa es innovadora y que continuamente se está adaptando a los cambios.“Tenemos que ser conscientes con que todo cambio necesita de un tiempo de adaptación, no sólo a nivel físico, reflejado en el nuevo diseño de material corporativo si no en el top of mind de las personas, sobre todo cuando una marca ha tenido la misma imagen durante 20 o 40 años”, precisó Valdivia.

LR consultó a estos profesionales expertos en reputación corporativa e imagen empresarial, y consolidó un listado de cuatro consejos que se deben tener en cuenta a la hora de optar por una renovación o un cambio de imagen, sin dejar que esta afecte su negocio.

1.Sea coherente con su plan de negocios
A la hora de hacer un cambio de imagen es fundamental ser coherente con el plan de negocios de la compañía. Una marca no es un logo, es la representación visual de lo que es la empresa, de la forma como se comporta, de sus valores, de su razón de ser, etc.

2.Haga que el cambio se valore
Además del cambio físico, es necesario trabajar en temas de servicio al cliente y el mejoramiento de la calidad en los productos, esto propiciará que los consumidores valoren el cambio y se sientan identificados con la renovación.

3.Empiece con su público interno
Lo primero es desarrollar un proceso interno de transformación cultural de la organización alrededor del cambio de imagen. Sin duda, los colaboradores de la empresa son los embajadores de la marca, por ello es necesario darles a conocer las razones por la que se hizo la renovación, generar un entendimiento de la nueva marca, y de esta manera lograr que la esta sea apropiada internamente en la organización.

4.En la integralidad está la clave
El cambio de imagen debe ser integral, de allí que la adaptación de las tendencias gráficas (icono, forma, color), deben reflejar en la propuesta de la marca, la identidad corporativa de la empresa.

Refrescar la marca cuado hay fusiones
Las adquisiciones y fusiones se convierten en un motivo fundamental para un cambio de imagen corporativa. De acuerdo con Eduardo Martínez, consultor empresarial de M&D, al momento de fusionarse dos empresas es necesario pensar en una renovación, puesto que dejar como “triunfante” una de las marcas podría genera efectos contrarios en el público interno y en los consumidores. “Una fusión trae consigo una reestructuración empresarial, un nuevo planteamiento de los objetivos organizacionales, una nueva dinámica laboral, todo esto se debe reflejar ante los públicos de interés y generar valor en la renovación”, dijo.

Las opiniones

Lobsang Salguero
Experto en marketing de la Universidad Icesi

“El cambio de imagen debe ser el resultado de una estrategia que nace desde el mejoramiento interno y no debe resumirse en una simple renovación estética de la marca”.

Beatriz Valdivia
Consultora corporativa de la Javeriana Cali

“Los cambios de imagen deben ir siempre acordes a las nuevas estrategias de mercadeo de la empresa, debe ser transversal a lo que quiere proyectar la firma ante el público”.

Para contactar al autor de esta nota:

Ximena Ramírez Ayala

mramirez@larepublica.com.co

Editor de esta nota:
Noticias Relacionadas

Twitter LR

Twitter LR